Un año de Sirvana

Hace un año, el 20 de marzo de 2023, publicamos la primera versión de Sirvana. Una página atada con alambre, creada por dos chicos que recién terminaban la escuela secundaria, que a duras penas sabían programar, que los productos los agregamos nosotros, uno a uno, en un JSON y que a pesar de ser fea, nos sirvió para ver si más personas tenían el mismo problema que nosotros.

Acá el Tweet de lanzamiento:

Dale like💋

A un año de esa primera versión, podemos ver cuánto ha cambiado todo en estos últimos 366 días. Hoy, 20 de marzo de 2024, estamos viviendo todo el equipo de Sirvana, juntitos y apretaditos, en un departamento. Nos mudamos a la “Sirvana Tower” para poder vivir juntos mientras trabajamos todo el día. Respecto a lo que estamos desarrollando, nuestro objetivo para los próximos 15 días, es lanzar una versión de Sirvana que tenga todos los productos de todas las tiendas de Argentina, en un solo lugar, y que a la vez, permita al usuario comprar y buscar productos usando lenguaje natural.

Durante el año que lleva viva nuestra startup pasamos por un montón de cosas. Estas son algunas de ellas:

– Hicimos más de 60 entrevistas a gente que se quería sumar al equipo.

– Sumamos alrededor de 20 personas. Hoy somos 3.

– Le pagamos a gente de Marruecos para que nos ayuden con el código.

– Le pagamos a gente de India para que nos ayuden con el código.

– Aprendimos que, en una startup, no hay que tercerizar nada que sea mínimamente importante. Igualmente gracias Darshan y Ossama, fue bueno trabajar con ustedes. Viva Marruecos y viva India.

– Aplicamos a todos los fondos de inversión y aceleradoras. Todos nos rechazaron.

– Fui de viaje por 3 meses a San Francisco, al gran Silicon Valley (gracias mamucha y papucho). Pude conocer, hablar, escuchar y aprender de gente muy inteligente del mundo startup, están a años luz de nosotros (por ahora).

– Uno de los objetivos del viaje era conseguir inversión para Sirvana, obviamente no sucedió. Todos los inversores en San Francisco nos dijeron que no.  

– Se nos fue todo el equipo después de no poder levantar inversión.

– Empezamos y dejamos ingeniería en sistemas.

Y muchas cosas más!

Hace unas semanas, después de muchísimo trabajo, recibimos la primera inversión ángel en Sirvana. Esto nos permite enfocarnos en crecer el producto y cubre nuestros costos de vida.

Todo en una startup que está tratando de crear algo nuevo, es difícil, pero el proceso de convencer a inversores de que creyeran en nosotros, fue muy difícil.  

Raising money is the second hardest part of starting a startup. The hardest part is making something people want: most startups that die, die because they didn’t do that. But the second biggest cause of death is probably the difficulty of raising money. Fundraising is brutal.

One reason it’s so brutal is simply the brutality of markets. People who’ve spent most of their lives in schools or big companies may not have been exposed to that. Professors and bosses usually feel some sense of responsibility toward you; if you make a valiant effort and fail, they’ll cut you a break. Markets are less forgiving. Customers don’t care how hard you worked, only whether you solved their problems.

Investors evaluate startups the way customers evaluate products, not the way bosses evaluate employees. If you’re making a valiant effort and failing, maybe they’ll invest in your next startup, but not this one.

But raising money from investors is harder than selling to customers, because there are so few of them. There’s nothing like an efficient market. You’re unlikely to have more than 10 who are interested; it’s difficult to talk to more. So the randomness of any one investor’s behavior can really affect you.

Paul Graham

Nosotros hace una semana terminamos con el proceso. Finalmente llegó la plata a la cuenta de banco. Fue dificíl, pero aprendimos un montón.

El consejo que me daría después de haber pasado, a los 18 años, por “the second hardest part of starting a startup“, es el mismo consejo que dice dice Marc Andreessen en este video:

“Be so good they can’t ignore you”

How to Raise Money with Marc Andreessen, Ron Conway, and Parker Conrad

Esta es la filosofía que vamos a usar para las próximas rondas de inversión.

¿Por qué?

Porque todo pasó…

Cuando dejamos de centrarnos en lograr que nos invirtieran;

Cuando “quemamos los barcos” dejando la universidad, usando todos nuestros ahorros para seguir a tiempo completo en esto y peleandonos con nuestras madres por seguir haciendo Sirvana;

Cuando dijimos “Si esto no sale ahora nos matamos”; 

Cuando dejamos de buscar inversión por todos lados;

Cuando de buscar más y más programadores que mágicamente resolvieran nuestros problemas técnicos;

Cuando nos dejamos de concentrar en features inútiles y nos volvimos a centrar el producto que quiere el usuario,

Fue después de esto que, nuestro ahora inversor se puso en contacto con nosotros y cerramos el trato.

Mis reflexiones finales, después de haber pasado un año trabajando en Sirvana, son:

1) No hubiésemos levantado la ronda ángel sin la sensación de urgencia que te da el “quemar los barcos”.

2) Hay que leer mucho de lo que lo hicieron antes que nosotros, y tratar de aprender de sus errores.

3) Como Steve dice: “I’m convinced that about half of what separates the successful entrepreneurs from the non-successful ones is pure perseverance”. Hay que seguir dándole para adelante todos los días.

4) Si tu co-foundador es un gran amigo tuyo, va a ser más fácil y divertido 🙂

5) Y por último, en Sirvana siempre tenemos en mente estas dos frases:

“Make something people want”

“Be so good they can’t ignore you”

¡¡¡Feliz cumpleaños N°1 Sirvana!!!